Corazón delator…

La causa de su latir fue producto de su sentir, y cada pulso que pronunciaba se convertía en un impulso que poco a poco su estado de ánimo transformaba.

Abrigó cada instante de la vida, y su palpitar se aceleró por consecuencia de una lágrima y de una risa, de una palabra y de una emoción, de un dolor y de un hecho, y de una noticia grata o ingrata.

Desde la concepción hasta nuestro tiempo se convirtió en nuestro mejor confidente y nuestro mejor aliado, pero también juzgaba cada momento de nuestro vivir y sentir, sobre todo cuando existía una mentira y un engaño que había que corregir; desde entonces se convirtió en la voz interior que clamaba lo justo de lo injusto, había activado cada sentimiento del ser y se pronunció con un movimiento a cada sensación recibida, era el palpitar de un corazón delator…

The URI to TrackBack this entry is: https://reflexionandoenelcamino.wordpress.com/2008/07/28/el-corazon-delator/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: