Habrá un día…

Habrá un día en que ya no existirá el llanto…

Habrá un día, en que el llanto dejará de derramar lágrimas de sufrimiento y de dolor, por esa pérdida familiar, por esa incomprensión en el hogar, por ese fracaso en el trabajo y en el estudio, por esa ruptura en el amor, por esa soledad que angustia y deprime.

Habrá un día, en que la tristeza se alejará de tu vida, y donde las lágrimas brotaran únicamente para recibir alegrías y triunfos cosechados. Ese día llegará, sólo tienes que luchar y hacerle frente a todas las pruebas que aparezcan en el camino.

Habrán momentos duros y difíciles que te harán perder el equilibrio, pero será más fuerte tu fe y tu fuerza interior, dos armas de la vida que serán más que suficientes para llegar muy lejos y alcanzar lo que tanto has anhelado en esta vida: “ser feliz y triunfar”.

Published in: on abril 22, 2008 at 4:01 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://reflexionandoenelcamino.wordpress.com/2008/04/22/habra-un-dia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: